Castillo de Almodóvar del Río

ALMODOBAR DEL RIO I

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Almodóvar del Río

Población:

Almodóvar del Río

Provincia:

Córdoba

Estado:

Buen estado

Datos de Interés:

El castillo fue de vital importancia, ya que su estratégico emplazamiento, garantizaba la seguridad de la capital cordobesa. Los árabes la llamaron Almodovar al-Adna (la próxima a Córdoba).

Su cercanía al río Guadalquivir le permitía el control del tráfico fluvial en una época en la que el río era navegable hasta Córdoba.

El castillo se sitúa sobre un alto cerro que domina la población de Almodóvar que queda hacia el este y muy próximo a las vegas del Valle del río Guadalquivir. Tal es lo escarpado del emplazamiento, que este castillo nunca necesitó de fosos para su defensa.

Los orígenes de la fortaleza se remontan a la época romana, pero el castillo fue construido por los árabes en el año 760.

No hay vestigios de que este lugar fuera ocupado por pueblos anteriores, como romanos o visigodos, sino que la primera intervención se producirá en el siglo VIII, sólo unas décadas después de la ocupación árabe y berebere de la Península Ibérica.
La mayor parte del castillo pertenece a la dominación musulmana, aunque desarrollada en tres fases sucesivas:

  • Siglo VIII: época Emiral. A mediados de este siglo se edifica el recinto amurallado interior (de casi 500 metros de longitud) aunque no se erigen torres en su perímetro.
  • Siglo X: época Califal. El castillo perteneció al reino de Carmona, para pasar de una mano a otra (Toledo, Sevilla) y a los almorávides. Se añaden dos de las torres a dicho perímetro: la Torre Redonda y el Torreón del Moro, ambas situadas en el flanco oriental de la fortaleza.
  • Siglo XII: época Almohade. Entre otras de acondicionamiento se acomete la erección de la Torre Escucha, en la esquina noroeste.

En 1240, durante el reinado de Fernando III, 4 años después de la conquista de la ciudad de Córdoba pasó a manos cristianas que también aumentarían las defensas de la fortificación, hasta convertirse en un bastión inexpugnable empleado por los monarcas castellanos como residencia, cárcel real, etc. en sus viajes a Andalucía.

Aunque en el propio siglo XIII hubo algunas obras mudéjares como el Revolcadero, las más ambiciosas se llevaron a cabo un siglo más tarde (s. XIV), en tiempos de Alfonso XI, Pedro I y Enrique II, fue convertida en residencia real, cuando se erigieron 5 de las principales torres del castillo: la Torres del Homenaje, la Torre Cuadrada, la Torre Escuela, Torre de las Campanas y Torre de la Ceniza. Es este momento el de mayor esplendor de la fortaleza que llegó a alcanzar un total de 5.624 metros de superficie con un conjunto de murallas que, según los sectores, llegan a ser dobles o, incluso, triples.

Estas 5 principales partes del castillo de Almodóvar del Río son.

 

  1. La Torre del Homenaje.

Situada en el extremo meridional de la fortaleza, es la más importante torre del castillo de Almodóvar del Río con sus 33 metros de altura. Realmente es una torre albarrana, es decir, separada del resto de la fortificación, sólo unida por un estrecho puente de piedra pero que en origen debió ser levadizo de madera, lo que permitía aislamiento de modo que, aunque el castillo en su conjunto cayera en manos del enemigo, la torre quedaba bastante aislada por la fácil defensa del puente o, incluso, recurriendo a su destrucción para aislarla completamente.

Tiene planta cuadrada y su alzado dispone de cuatro pisos, azotea, sala principal, cámara intermedia y mazmorra.

En los sótanos se encuentra la cámara intermedia con maniquíes que simulan una cárcel medieval con sus respetivos reos encadenados vigilados por un soldado. En el centro del piso hay un agujero de casi un metro de diámetro desde el que se divisa el nivel más bajo de la torre ocupada por la antigua mazmorra, lugar verdaderamente inexpugnable y del que era prácticamente imposible huir.

Por su parte, la sala principal de esta Torre del Homenaje es un soberbio espacio gótico abovedado con crucería cuyos nervios apean en ménsulas talladas con motivos vegetales y cuatro trompas en las esquinas que convierten el espacio cuadrado en octogonal.

Por encima se encuentra la azotea con la terraza desde donde se divisan impresionantes vistas del Valle de Guadalquivir, especialmente hacia el sur dada su orientación.

 

  1. Torre Cuadrada.

Ocupa la esquina noreste de la fortaleza. Cuenta con 2 plantas.

-La inferior está cubierta con una interesante bóveda de ladrillo y actualmente cumple las funciones de armero.

-La planta superior tiene bóveda octogonal sobre trompas. También se conservan algunas pinturas mudéjares.

En la actualidad la planta baja alberga una maqueta del castillo y sobre ella se realiza una proyección que recrea las técnicas poliorcéticas de asedio y asalto de una fortaleza medieval.

 

  1. Torre de la Escuela.

Posee dos plantas. La superior que tiene bóveda vaída mientras que la inferior tiene bóveda ochavada de sillarejos.

En ella se exponen fotografías comparativas del estado de la fortaleza antes y después de la reconstrucción del Conde de Torralva.

 

  1. Torre de las Campanas ó de la Miga.

También conserva muy bien el exterior. En la actualidad se puede visionar un cuidado reportaje sobre la vida y trayectoria de D. Rafael Desmaissieres y Farina, conde de Torralva y promotor de la reconstrucción.

 

  1. Torre de la Ceniza.

Esta torre estaba arrasada, pero sus cimientos fueron descubiertos durante la restauración de Casanova el primer día de cuaresma (Miércoles de Ceniza) de 1902, motivo por el cual recibió el nombre de Torre de la Ceniza

Esta torre que es posterior a la reconquista y es de una sola cámara, tenía como función la defensa de la zona Oeste de la fortaleza. Su escasa altura hace que no sobresalga de la muralla, quedando enrasada con el paso de ronda y así, todo su volumen queda incluido entre el antemuro y la muralla Oeste.

 

Otras torres de este castillo que también tienen su relevancia son el Torreón del Moro, que ocupa el espacio central del muro este orientado hacia la localidad. Se denomina así por los arcos de herradura existentes vinculados al mundo “moro“. Su finalidad era la de reforzar este flanco y también el interior del castillo en caso de que el enemigo hubiera tomado la antemuralla.

La Torre Redonda, cercana a la Torre Cuadrada, ésta se llama así porque, aunque su base también es prismática su cuerpo superior se convierte en cilíndrico.

Se cree que es la más antigua de todas, erigida en la campaña del siglo X y edificada a base de sillares pétreos encintados por ladrillos.

Cuenta con 2 plantas. La superior tiene bóveda de cañón y la inferior con bóveda vaída de ladrillo.

Se exponen unos maniquíes ambientando una ceremonia de vasallaje.

O la Torre de la Escucha, que es de dimensiones reducidas y se conserva bastante bien en relación a otras partes del castillo. Era empleada para detectar posibles ataques por sorpresa del enemigo.

 

Su patio de armas es el espacio interior del castillo, actualmente ocupado por varias dependencias nuevas del siglo XX como la Capilla y el Palacio. Además, tiene uno de los dos aljibes con que con-taba la fortaleza. Concretamente el mayor de ellos. Entre ambos depósitos la fortaleza podía almacenar hasta un total de 290.000 litros de agua fundamentalmente procedente de la lluvia, aunque también podía ser traída desde el río Guadalquivir.

Tras algunos cambios de propietarios, Felipe IV lo vende en 1629 a Francisco de Corral y Guzmán y desde entonces ha ido perteneciendo a la misma familia. En el año 1903 se abordaron algunas tareas de restauración, realizadas por el Conde de Torralva, propietario del castillo, que se prolongaron hasta el año 1936.

Visitable:

Enlaces Relacionados: