Castillo de Alba o “El Castillejo”

ALBA IV

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Alba o “El Castillejo”

Población:

Alba

Provincia:

Teruel

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

El castillo de Alba es de propiedad particular, se encuentra a media altura sobre una pendiente natural que domina la localidad de Alba, al lado de la ermita de San Cristóbal. Se puede acceder a él por una senda que sale desde la parte alta del pueblo. Se encuentra en estado de ruina progresiva.

Alba ha dado asiento a todas las culturas, desde la prehistórica, la ibérica y romana, la árabe (a la que se debe la estructuración arquitectónica actual del castillo) y la cristiana.

El castillo de Alba, junto con otras fortificaciones de la zona, fue uno de los principales baluartes que protegían la vía romana, además de lugar seguro donde acampaban los ejércitos, y la gran colonia establecida allí como castro. En época medieval mereció especiales atenciones dada su capital importancia. Jaime I El Conquistador dictó algunas disposiciones para su conservación. En 1308 Jaime II nombró alcaide a Martín Garcés de Galvanes, como ya lo había sido su padre Juan Martín. En 1357 Mosén Blasco Fernández de Heredia y Domingo Pérez de Uncastillo informaron a la Reina Doña Leonor, esposa de Pedro IV, que el castillo se encontraba en mal estado de conservación, por lo que la reina ordenó que se repararan el aljibe y los fosos, pues se temía una guerra con Castilla. Dada su posición estratégica con Castilla, participó en la guerra de los dos Pedros, reforzándose de nuevo la fortaleza.

El castillo de Alba también, es conocido como “El Castillejo”, es prácticamente el único que queda en la meseta del Jiloca. El castillo es de planta rectangular.

El castillo está formado por un recinto de planta rectangular de 30 por 20 metros, con torres cuadradas en las esquinas y con almenas de remates puntiagudos en sus muros.

Solo se conservan parcialmente los lienzos norte y este, hasta su remate de almenas piramidales, y una torre.

Esta torre esbelta es de base cuadrada, de cinco metros de largo, con acceso en alto, protegido con buharda amatacanada. En una de las partes derruidas de la muralla se pueden ver los cimientos de otros tres torreones cuadrados. Se conserva hasta la altura de la cubierta, que ha sido modificada. Se observan los cimientos de otras tres torres cuadradas. Está defendido por un foso de unos 500 metros de longitud abierto en la roca viva.

Visitable:

Enlaces Relacionados: