Castillo de Alaró

ALARÓ

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Alaró

Población:

Alaró

Provincia:

Mallorca

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

Los primeros restos encontrados datan de la época talayótica y probablemente los romanos construyeron en lo alto de esta montaña algún reducto defensivo, pero el primer testimonio documental que habla de su existencia es un texto en árabe del geógrafo andalusí Abi Bakr al-Zurhri que habla de “una gran fortaleza construida en un lugar alto y yermo, sin igual en el mundo habitado, que es conocida como Hisn Alarun”.

Con fama de inexpugnable, el de Alaró es uno de los tres castillos roqueros de la isla.

El castillo de Alaró fue construido con finalidad militar y sirvió de estancia para los conquistadores de la isla.

Se trata de una construcción militar fortificada, ubicada en la cima de una montaña (puig de Alaró), de la que hay constancia histórica de un asentamiento desde el año 902, cuando los sarracenos llegaron a la isla. En aquellos tiempos ya había una fortificación que resistió a la incursión árabe durante 8 años y 6 meses.

La fortificación fue ocupada sucesivamente por los conquistadores de la Isla. La fortaleza fue una de las ultimas resistencias árabes en la Isla tras la llegada de Jaime I el Conquistador, en 1229.

Fue ocupada sucesivamente por los conquistadores de la isla y a partir de los siglos XIV y XV, el castillo fue progresivamente abandonado, si bien se mantuvo una guarnición militar hasta el 1741. Desde este momento, la zona se utilizó únicamente con fines religiosos, dado que cerca del castillo (en el interior del recinto), se construyó el oratorio de la Mare de Déu del Refugi en el 1622.

Las anécdotas y leyendas asociadas al castillo enriquecen su historia, como la que narra los hechos de Guillem Cabrit y Guillem Bassa, fieles al rey Jaime II de Mallorca, y defensores del recinto, frente a la ocupación de la isla por Alfonso III de Aragón. Al capitular el castillo en enero de 1286, ambos fueron quemados vivos (como cabritos) por orden del rey Alfonso en la plaza del pueblo de Alaró, en la zona de Los Damunts. Este hecho conllevó la excomunión del rey por parte del Papa.

Con el retorno de Jaime II, se potenció la devoción popular hacia los dos personajes, siendo venerados durante varios siglos como mártires y santos, con su imaginería en retablos y cuadros en varias iglesias de Mallorca.

Hoy en día, se conserva la muralla del castillo con 5 torres. A la entrada del recinto se halla un primer portal medieval de grandes dimensiones, ubicado en la antemuralla (Es la única entrada al recinto). Más arriba, franqueada la antemuralla, se accede a una segunda puerta, imbuida en la torre del homenaje (popularmente conocida por el nombre de “Constipador”).

Otra de las torres, llamada Prisión de los Moros o torre de la Cueva, se erige sobre la cueva de San Antonio, vestigio de una antigua ocupación eremítica del siglo XVII.

Visitable:

Si, su gestión corre a cargo de la Fundación Castell d´Alaró.

Enlaces Relacionados: