Casa-torre Luzea

ZARAUZ III

Tipología:

Icono_Torre

Nombre del Castillo:

Casa-torre Luzea

Población:

Zarauz

Provincia:

Guipuzcoa

Estado:

Buen estado

Datos de Interés:

La casa-torre de Luzea es una de varias casas torres que existen en la localidad de Zarauz. Es un magnífico edificio del siglo XV, en perfecto estado tras su restauración, que fue utilizado como torre vigía en el pasado por la falta de otras defensas en la población como torres, muros, entre otros.

Esta casa-torre estaba y está compuesta de tres plantas, en la planta baja, donde estarían las cuadras y bodegas, se conserva un acceso en arco apuntado y adovelado en la fachada principal y un portillo ojival en la fachada opuesta. Sin embargo, originariamente, debió ser una planta cerrada, siendo el acceso principal el de la primera planta, al que se accede por una escalera adosada al muro.

En la primera planta de la fachada septentrional se abre también un portillo elevado al que se accedería mediante una escalera de madera. En el piso principal se situaba la cocina, los restos de cuyo hogar se aprecian en uno de los ángulos, así como un curioso aseo medieval encajado en el espesor del muro. El segundo piso se destinaría a habitaciones privadas de los señores y el último a la servidumbre. El paso de una planta a otra se haría mediante una escalera interior.

La casa-torre Luzea tiene una arquitectura defensiva, ya que está provista de elementos defensores como sus saeteras usadas para disparar con arco o ballesta, sus dos espolones o contrafuertes laterales que sujetaban cadalsos de madera en la parta alta, y el hecho que inicialmente se accedía a la torre mediante dos escaleras de madera en la primera planta

Además la casa-torre Luzea tiene una arquitectura decorativa, destacando sus ventanas geminadas (ventana que se compone de dos arcos idénticos enlazados por una columnilla o pilar denominada parteluz) y sus arcos turibulados con parteluces (arco que presenta el intradós formado por tres lóbulos, también de denomina trifoliado).

Los elementos decorativos fueron los que salvaron a esta casa, la torre de estilo renacentista de la orden de destrucción dada por el rey Enrique IV de Castilla. Una política muy habitual, que continuaba también tras 1512 en Navarra, eliminar todas las defensas militares sin valor defensivo para el conjunto del reino.

Sobre la puerta de acceso superior se aprecia un escudo que perteneciera al linaje de los Zarauz. Aunque hoy es prácticamente ilegible, Yrizar, que realizó los trabajos de restauración de 1923, describió un castillo, un león, tres panelas en triángulo (visibles aun) y un árbol con jabalí.

Su traducción del euskera corresponde a “torre larga”.

Visitable:

Sólo es visitable el exterior

Enlaces Relacionados: