Alcázar de Jerez de la Frontera

JEREZ DE LA FRONTERA IV

Tipología:

Icono_Alcazar

Nombre del Castillo:

Alcázar de Jerez de la Frontera

Población:

Jerez de la Frontera

Provincia:

Cádiz

Estado:

Buen estado

Datos de Interés:

El Alcázar de Jerez de la Frontera está declarado Monumento Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, es el más antiguo e importante de la ciudad. Data del siglo XII, siendo reformado en el siglo XV y modificado en los siglos XVIII y XX. Actualmente se conserva gran parte de su construcción primitiva. Se compone de la Mezquita, el Molino de Aceite, los Baños Árabes y las Torres Octogonal, del Homenaje y Ponce de León, el Patio de Armas, las dos Puertas de entrada al recinto y parte de la Muralla que lo circundaba. Posteriormente se construyó sobre las ruinas del primitivo palacio islámico, el Palacio de Villavicencio (siglo XVIII), donde se sitúa la Cámara Oscura y desde donde se puede disfrutar por medio de un sencillo principio óptico, de imágenes a vista de pájaro y en movimiento de la ciudad y su campiña.

La mezquita es un espacio muy singular, siendo en origen un pequeño oratorio privado. Es el único espacio religioso conservado del Jerez musulmán, que contó con 18 mezquitas. Presenta su alminar, el patio de abluciones con una pila central y la sala de oración con su mihrab. Esta sala es de planta cuadrada y se cubre con una cúpula octogonal sobre pechinas. La fábrica es de ladrillo. Actualmente podemos ver el altar que se colocó tras la consagración de este espacio como capilla de Santa María del Alcázar.

Los baños presentan la habitual división en tres espacios heredera de las termas romanas: sala fría, sala templada (la más amplia, con interesantes bóvedas perforadas de lucernarios) y sala caliente, próxima a la caldera y con un sistema de calefacción bajo el suelo (hipocausto).

La visita a la Torre incluye, además del acceso a la Cámara Oscura en su parte superior, la entrada a dos exposiciones que de forma permanente se ofrecen al visitante. En la primera sala podremos conocer otras cámaras oscuras existentes en el mundo, mientras que en la segunda disfrutaremos de una exposición temática sobre Jerez y sus numerosos atractivos. La Cámara Oscura será el final de la visita, con una visualización del perímetro urbano de Jerez durante 15 minutos, con la asistencia de una guía que explicará en todo momento y con detalle todas las edificaciones y monumentos más significativos que vayan apareciendo, la historia de la ciudad y atenderá las preguntas que se le formulen. Las sesiones se sucederán cada media hora y para grupos de aproximadamente 15 personas.

El principio óptico que desarrolla la Cámara Oscura es relativamente simple, con antecedentes históricos que ya existían en tiempos de Leonardo da Vinci y que nos permitirá observar la ciudad como si de una fotografía se tratara, pero con la particularidad de ser imágenes en movimiento. Para que eso sea posible, unas lentes de aumento y un espejo captan las imágenes y la transportan a través de un tubo, cuyo giro es de 360 grados, que se sitúa encima de la pantalla a modo de periscopio. La luz recibe a través de una ventana existente en la parte superior haciendo que la imagen se refleje en la pantalla. El resultado es la captación de imágenes vivas de Jerez que se producen en el mismo instante de la sesión, lo que nos convertirá en privilegiados vigías de la ciudad y de su entorno.

La Cámara Oscura de Jerez se ubica en la torre de Palacio de Villavicencio (siglos XVII y XVIII), construcción enclavada en el Alcázar, el monumento más antiguo de la ciudad (siglo XI) y declarado de Interés Histórico y Artístico. La Torre que alberga la Cámara Oscura tiene un emplazamiento privilegiado por su altura y situación en la zona más elevada, a la vez que de la campiña jerezana. La Torre resalta sobre el resto de la construcción de la que forma parte: el Palacio de Villavicencio que fue edificado en el interior del Alcázar sobre los cimientos del primitivo palacio Almohade.

Visitable:

Enlaces Relacionados: