Alcazaba de Málaga

MALAGA II

Tipología:

Icono_Alcazar

Nombre del Castillo:

Alcazaba de Málaga

Población:

Málaga

Provincia:

Málaga

Estado:

Deteriorado

Datos de Interés:

La Alcazaba de Málaga es un palacio fortaleza de los gobernantes musulmanes de la ciudad, asentado en un cerro de la ladera del monte de Gibralfaro.

La Alcazaba de Málaga se comienza a construir en el año 1026, con la dinastía Hammudí. Es en este período cuando se levantan la Torre del Homenaje, el barrio de casas y el palacio ubicados en el primer recinto. Entre los años 1057 y 1063 se concluye la construcción de La Alcazaba con los demás recintos.

Fue construido en el siglo XI sobre las ruinas de otro baluarte romano, se han encontrado importantes ruinas a los pies de la colina sobre la que se encuentra edificada la alcazaba. Constaba de 110 torres principales y algunas menores.

Su principal característica son los tres muros concéntricos que la ciñen, confiriéndole un carácter militar de máxima seguridad entre la demás construcciones similares de la España musulmana.

La alcazaba de Málaga fue residencia de reyes y gobernantes musulmanes y cristianos. Fue construida por Badis-Maksan, pero el emir cordobés Abderrahmán I (756-788) complementó el edificio con otras estructuras. En el año 1065 paso a poder del reino de Granada, cuyos reyes la engrandecieron nuevamente.

Entre los siglos XIII y XVI el edificio fue reformado y fusionado con el de castillo de Gibralfaro. Su relevancia siguió con los Reyes Católicos, quienes levantaron su cruz y su pendón en la torre del homenaje. El recinto fue habitado por Felipe IV en 1624. Carlos III ordenó tirar las murallas y construir residencias.

Una de las notas históricas más significativas fue el asedio que sufrió la ciudad en época de los Reyes Católicos. En 1487, tras un largo periodo de bloqueo, la ciudad se rindió ante los monarcas cristianos quienes enarbolaron su cruz y su pendón en la torre del homenaje. Este episodio se narra en uno de los tableros que se conservan en el coro de la Catedral de Toledo.

La alcazaba, en su mayor parte construida en el siglo XI, fue el palacio-fortaleza de los gobernantes musulmanes de la ciudad.

En su origen este edificio fue construyó para fines defensivos, por lo que se dotó con 30 torres y 20 puertas fortificadas en las que se utilizan recodos para dificultar el acceso. El conjunto está formado por dos recintos de forma alargada que se adaptan al terreno, y en su interior podemos encontrar jardines, baños, aljibes, etc.

En la alcazaba se pueden distinguir también unas fortificaciones de acceso que irían unidas a la muralla de la ciudad, y de las que destacan la Puerta de la Bóveda Vaída, construida en recodo para aumentar su valor defensivo, y la Puerta de las Columnas, que reaprovecha fustes y capiteles romanos como material de construcción.

El Primer recinto amurallado o recinto inferior, al que se accede a través de otra puerta en recodo, llamada Torre del Cristo, por haberse utilizado como capilla durante muchos años, es un gran espacio que se adapta a la topografía del cerro y que rodea por completo al recinto superior del que destacan el Patio de Armas, hoy día ajardinado, con un baluarte para la defensa costera en su cara sur y la torre, que en el extremo oriental, da salida a la coracha que une con Gribalfaro.

El Segundo recinto amurallado o recinto superior, también muy adaptado a la forma del cerro, está fuertemente defiendo en sus dos extremos, por el oeste por la Puerta de los Cuartos de Granada, que es su único acceso y que está muy restaurada y por el este por la torre del homenaje.

La torre del homenaje, conocida desde antiguo con ese nombre aunque el término no es muy apropiado ya que en el mundo islámico no existían las mismas relaciones de vasallaje que en el medievo cristiano, es de mayor altura que las demás, y posee planta cuadrada, fue fortalecida, pudiendo contar con una puerta de ingreso a la fortaleza, a juzgar por el arco monumental al estilo de los de Medina Azahara y que fue rellenado y macizado por los nazaríes. Dicha torre se reforzó en el siglo XIV o siglo XV, interceptando el camino de ronda.

En el interior del segundo recinto se encuentra el palacio nazarí, una parte fechada en el siglo XI y otra de los siglos XIII-XIV, así como un interesantísimo barrio de viviendas del siglo XI de estilo hispanomusulmán, así como distintas estructuras árabes como una mezquita, el pórtico de Yeserías, un mirador, baños, etc. Estas construcciones están fechadas en distintas etapas árabes, entre los siglos XI y XIV.

El material empleado en la construcción de la Alcazaba fue en gran parte una piedra caliza fosilífera que se descompone fácilmente, por lo que ha a lo largo de su historia sufrió importantes reconstrucciones, la mayor de ellas y de la que nos ha quedado constancia histórica a través de las crónicas fue la realizada en época Taifa por Badís, rey zirí de Granada, entre el 1040 y el 1065, que la fortaleció y la amplío, hasta el punto de que muchos autores lo consideran el constructor.

Esta maravillosa obra fue labrada en piedra, y para su construcción se utilizaron varios los sistemas constructivos, entre los que destaca la mampostería, en la que apenas se trabaja la piedra, con hiladas de ladrillo. En algunas partes también se utilizó el tapial con sillería, siendo la piedra de forma más elaborada.

Visitable:

Enlaces Relacionados: